GRABACIÓN DE BATERÍAS: COMO CONTROLAR EL “BLEED” DEL HI-HAT EN LA CAJA.

El principal problema con el que nos encontramos al sonorizar una batería es el llamado “bleed”. Se llama así al efecto de filtrarse o colarse todos los elementos del kit de batería por todos los micros que estamos utilizando. Esto es algo inevitable y juega en nuestra contra a la hora de buscar un sonido lo más separado y limpio posible de los elementos de la batería.

El gran problema derivado del bleed es tener demasiado charles o hi hat en la señal del micro de caja, principalmente por ser dos elementos que estan físicamente muy juntos. El problema se ve acrecentado al comprimir la caja, ya que al reducir el rango dinámico hará aún más presente el hi hat; y al ecualizarla, ya que solemos darle unos cuantos db’s en agudos, lo que saca a flote aún más el hi hat.

Como decía antes, el bleed del charles en el micro de caja es algo inevitable, por lo que el objetivo será tratar de minimizarlo todo lo posible. No hay una solución única y 100% efectiva (bueno, realmente sí hay una, que es reemplazar la caja con samples, pero no siempre será una solución válida), pero sí hay una serie de medidas a tomar y que en conjunto pueden minimizar que se nos cuele el hi hat por el micro de la caja:

– En primer lugar, hay que hacer saber y entender al batería que debe controlar la fuerza con la que toca el charles. En el contexto de la grabación de una batería rock o metal, un buen batería le pega muy fuerte al bombo, caja y toms, y controla la fuerza con la que toca charles y demás platos. En otros estilos no tiene por que ser así, pero un buen control sobre la dinamica con la que se toca los distintos elementos del kit es fundamental.

– Hay charles que por su naturaleza tienen mucho volumen y suenan muy abrasivos. Por ello, es buena idea hacerse para la grabación con un charles de buena calidad, que no suene demasiado fuerte y que tenga un sonido bonito.

– Otro punto a favor es separar físicamente todo lo posible el charles de la caja, tanto en el plano vertical como en el horizontal, sin que comprometa la comodidad y la ejecución del batería.
– Se puede utilizar una puerta de ruido para eliminar parte del problema del hi hat, pero en mi opinión no es una muy buena solución ya que mata el decaimiento natural de la caja, y no elimina el charles que suena a la vez que la caja. Otras herramientas que pueden ser útiles son un “transient designer” o un expansor.

– Elección/colocación del micrófono: El micro más común para sonorizar el parche de la caja es el Shure SM57. Este micro tiene un patrón cardiode, lo que quiere decir que el punto de máximo rechazo es a 180º, o justo detrás de donde apunta la cápsula. Sin embargo, a partir de unos 4 KHz, este micro se comporta mas como hypercardiode, teniendo su punto de máximo rechado aproximadamente a uno 150º de donde apunta la cápsula. Por tanto, debemos tener en cuenta esto a la la colocación del micrófono, procurando que el punto de máximo rechazo apunte en dirección al hi hat; y como norma general, intentar separar físicamente todo lo posible el micro del hi hat. Una alternativa común al Shure SM57 es utilizar un micro con un patrón hypercardiode mas cerrado, como el Beyerdynamic M201, del cual se dice además que tiene una respuesta “off axis” mucho más musical que el SM57, por lo que captará menos charles, y lo poco que coja sonará mejor.

SM57polar
– Para reducir unos db’s mas el filtrado el charles, otra opción es colocar un trozo de espuma o material absorvente acústico entre el micro de caja y el charles. Hay varias soluciones comerciales, pero un buen truco casero es sujetar un trozo de espuma acústica a un filtro antipop, por lo que nos permitirá sujetarlo al pie del micro de caja y colocar la espuma justo en el punto que nos interese.

– Por último, para estilos en los que la caja no tiene muchos matices y se busca una pegada muy fuerte y constante, como puede ser hard rock o metal, una muy buena solución es reemplazar la caja con samples. Para ello es necesario grabar varios golpes de la caja con la que se esté grabando la sesión, a varias intensidades, para que luego sean disparados automáticamente por un programa dedicado a ello. De esta forma eliminamos totalmente el charles, pero como contrapartida es dificil que el programa nos respete al 100% la dinámica e intensidades con las que tocó la caja el batería y que nos coja todos los golpes. Un truco es reemplazar sólo aquellas partes en las que la caja va con una dinámica y ritmo constantes (típico “tu-pa tu-pa” de las estrofas o estribillos), y mantener la pista original en los fills o redobles de caja o partes más dinámicas (por ejemplo partes con muchas notas fantasma y con hi hat cerrado). Además, podemos mezclar la pista de samples con la pista de caja original, para tener más control sobre el bleed del charles y mantener la dinámica original y ganar algo de pegada si fuera necesario.

En conclusión, ninguna de esas soluciones es 100% efectiva por si sola, pero usando una combinación de todas ellas podemos conseguir un bleed significativamente menor del charles en el micro de la caja.